Buscar en este blog

sábado, 8 de enero de 2011

El discurso del rey

Esta película desgraciadamente pasará bastante desapercibida si los Oscar no lo remedian el mes que viene. Y es que es una joya que no brilla demasiado, pero una joya después de todo. Si no brilla es porque en un mercado lleno de 3D, efectos especiales y grandes presupuestos, El discurso del rey trae a relucir lo mejor de la excelente tradición interpretativa británica de la mano de un magnífico reparto con Colin Firth, Geoffrey Rush y Helena Bonham-Carter. Con una premisa curiosa (la tartamudez de quien iba a ser el rey Jorge VI de Inglaterra, padre de la actual reina de Inglaterra, la cual aparece en la película como una niña) y un cuidadísimo guion que incluye unos diálogos antológicos entre el duque de York y su terapeuta del habla, la pelicula no tiene desperdicio y lleva al espectador a acontecimientos históricos que algunos recordarán y que a muchos al menos les sonarán, relacionados con la familia real británica y la segunda guerra mundial.

Dado que la película trata del habla, me quedé con las ganas de haberla visto en inglés, pero por otra parte me he alegrado de poder constatar una vez más los magníficos dobladores que tenemos en España a través del bordado doblaje que de Colin Firth hace Jordi Brau, cuya voz asociamos quizás más bien a Tom Cruise, Tom Hanks o Robin Williams.

2 comentarios:

  1. Buena película, pero en excerso académica. Típico cine británico, impecble en todos los apartados técnicos y artísticos, pero acartonada y convencional.

    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar